domingo, 22 de mayo de 2011

Buscando el origen de la sonrisa perfecta.

Hola blogueras-os:
Vivimos en una sociedad, que cada día se preocupa más por su aspecto exterior. Intentamos parecer perfectos al ojo humano, disfrutando de una imagen corporal sana, llena de vitalidad y luminosidad. Pero quizás, sea nuestro aspecto dental el que más nos preocupa. Tener unos dientes sanos y bien blanqueados es imprescindible, tanto para jóvenes, como para no tan jóvenes, no solo por un efecto figurativo sino también por salud.
Salud que no solo ha sido razón de ser de esta sociedad, ya en el antiguo Egipto, la sociedad se adentro en la búsqueda de la perfección y corrección bucal. Cuentan los historiadores de esta ciencia, que 3000 A.C, existió el primer odontólogo llamado Hesi-Re, avalando sus teorías con descubrimientos  en tumbas, donde se encontraron momias con aparatos de corrección. Los cuales estaban fabricados en metal colocados alrededor de cada diente, tensandolos con intestino de animales.
Técnica que viene a dar comprension al gran desarrollo estético, o de la ciencia estética, de la que gozaba la civilizacion egipcia, compartida por la gran cultura griega. La era de bronce, le dio al ser humano nuevos y desarrollados sistema de evolución social. También  el mundo de la ortodoncia, se encuentra presente, ya que hay hallazgos que demuestran el desarrollo en esta etapa de la civilizacion que lo avalan. Un ejemplo de ello, es el encontrado en Franzhauser, baja Austria, que data del periodo 2200 AC al 1800 AC, en una tumba donde se hallo a un niño de entre 5 y 7 años portando un aparato corrector .
Cabe destacar, que en el 700 AC, se empezó a fabricar las prótesis dentales, las cuales estaban elaboradas con dientes de animales fijadas a los dientes con bandas de oro, limandose hasta alcanzar el tamaño deseado.
Métodos que quizás sorprendan en esta sociedad, pero que no dejan de ser innovadores para su época. Dejando a los expertos, el juzgar si eran realmente funcionales o no, pero lo que si me atrevería a asegurar es que cumplian de manera mas menos eficaz su labor estética.
La historia empezaba a buscar la perfección en su sonrisa, y el planteamiento de corregir los dientes era algo que los estudiosos de la época se planteaban como un reto a perseguir. Siendo en siglo I D.C, cuando se realizo el primer y real tratamiento ortodoncico, llevado a cabo por Celso. El cual consistía, en la extracción de los dientes de leche para dar espacio a los dientes permanentes, evitando así el apiñamiento o maloclucion.
Aunque la ortodoncia como tratamiento aceptable para los expertos de hoy en día, alejándonos de aquellos primeros artilugios realmente primitivos, lo podemos situar en Francia en el año 1788 de la mano del experto Pierre Fanchard. El cual intenta no de manera cien por cien eficaz, el enderezar los dientes utilizando hilos de seda encerados o de oro, y bandas de plata  enganchadas a los dientes. Esta forma de corrección, duro mas de cien años.
Hasta que el genial profesor y medico Eduardo Angle, aportase otro sistema, no solo destinado a la deformacion dental, sino también, en la elaboración de prótesis, considerandolo la comunidad medica el padre de la ortodoncia.
Sin restar merito al norteamericano Kingsley, inventor del primer aparato para niños y el primer aparato con fuerza extra orales para corregir la posición dental. Siendo su aportación a este campo muy importante desde el punto de vista técnico y teórico.
Convirtiendo la sonrisa en un acto cotidiano, no solo destinado a aquellos que por fortuna genética, tienen unos dientes solidos y bien formados.
En la actualidad, son muchos los tratamientos que se suelen utilizar para la corrección bucal desde edades tempranas, con una amplia propaganda especializada, concienciandonos de la necesidad de cuidar y mantener nuestra boca sana.
Técnicas que cada vez nos posibilitan no tener que esconder la sonrisa a la hora de utilizar aparatos correctores, como los nuevos brakets invisibles, los cuales han desterrados a los antiguos que dejaban una imagen bastante desagradable a la hora de utilizarlos.
Dándonos la oportunidad de corregir, lo que de manera caprichosa, la madre naturaleza o los genes nos quitan, que son unos dientes perfectamente ordenados y una sonrisa agradable.
Un abrazo.
La aguja dorada.

6 comentarios:

  1. guauuuu en que año era la fotografia de la chica con unos aparatos super grandes?
    no me gustaria estar en esos años...!!
    Ö

    ResponderEliminar
  2. Hola lector anonimo,la fotografia esta tomado en la decada de los cuarenta.Gracias por leer mi articulo,espero que te halla gustado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Odio la imagen del aparato enorme,borrala anda

    ResponderEliminar
  4. Querido lector anonimo,no puedo borrar la imagen ya que es parte de la historia de la ortodoncia,a mi tambien me parece antiestetica,pero no podemos explicar algo maquillando la verdad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. me impactó. excelente la foto antigua y me viene de maravilla para mi disetacion de aparatos estraorales. gracias

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, amigo anónimo por tu comentario. Espero que vuelvas a visitarme algún día.

    ResponderEliminar