domingo, 13 de marzo de 2011

El prehistórico escudo solar.

Hola blogueras-os:
Los pueblos Inuit, en tiempos de la prehistória, lograron refugiar sus corneas de los rayos solares a través de un método rústico, que consistía en aplanar el marfil de morsa, logrando así, mirar a través de unas estrechas averturas que bloqueban los dañinos rayos del sol. Convirtiéndose en la primera civilización, que utilazara un elemento externo tan común en nuestro tiempo.
Las gafas de sol son hoy en día  un elemento de uso cotidiano, pero desde los comienzo de la civilización humana, el hombre a intentado con mayor o menor éxito, refugiarse de los rayos solares. Los romanos, solían utilizar piedras preciosas cuando asistían a ver los espectáculos organizados por el emperador, siendo el cuarzo el material preferido para este menester. Cuentan de manera documental que Nerón, utilizaba esta técnica para ver la lucha de gladiadores.
El científico y filósofo Roger Bacon, fue el primero en escribir sobre el uso de las lentes de una manera profesional en el siglo XIII. Siendo en 1284 cuando el italiano Salvino D´ Armate, construyera el primer par de gafas de la historia.
Los italianos exportaron su genial invento a tierras Chinas. Donde fueron empleadas por los jueces de la época, ya que al ser la lente de color oscuro, podían ocultar sus expresiones faciales ante cualquier testimonio de la persona que era juzgada, o la suplica de los condenados al escuchar las sentencias.
James Ayscought experimentó con el color en la lente en el siglo XVIII, no por protección de los rayos solares sino para la corrección de la vista, ya que el creía firmemente que los vidrios polarizados de color azul o verde eran los adecudos para dicha función.
Los americanos fueron los primeros en consumir este artículo de manera comercial en 1929, las gafas modelo Foster Grants. Siendo estas muy populares en la alta sociedad de la época. Llegando en 1937 una inovación que revolucionó el mundo de las lentes solares, "la polarización", que permitía tener una mayor protección de los rayos solares a un precio menor y asequible. El creador de esta patente fue Edwin H.Land.
El cual no sabía en ese justo momento, que sus gafas se convertirían al instante en un  artículo usado por millones y millones de personas, no solo para proteger su vista de los rayos solares, sino  también como elemento cool, fashion y ocasional. Siendo miles las formas y modelos que se pueden ver y admirar. Las gafas de sol forman parte de nuestro paisaje urbano y  la evolución de las tendencias en la moda. Comparten lugar con nuestros artilugios de compañía, como bolsos y joyas, acompañandolos en simitria y color. Combinación perfecta a la hora de dar comienzo a nuestro día a día, ocultando muchas veces horas de desvelos o lo que el maquillaje no puede cubrir, engañando al ojo humano.
Un abrazo.
La aguja dorada.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada